Logo de variación de Capilar innovation Clinic en Sevilla

Injerto Capilar

Logo de variación de Capilar innovation Clinic en Sevilla

Injerto Capilar

La pérdida capilar es un proceso fisiológico normal del ciclo de la vida, no conoce de edades, hay personas que llegan a la vejez con una densidad capilar abundante y por el contrario personas con 19 años que ya sufren de una alopecia evidente. En este proceso es importante tanto el componente genético, como los desajustes hormonales, acompañado del estrés o una mala alimentación que pueden influir en el proceso. Todo esto puede desarrollar una alteración del ciclo del crecimiento del pelo, produciendo así una caída del cabello muy llamativa durante un corto periodo de tiempo, a esto lo denominamos efluvio telógeno, es decir que la raíz del folículo piloso sufre un daño específico que interrumpe su ciclo de crecimiento.

El trasplante de pelo ha conseguido poner fin a estos inconvenientes y hoy en día se ha conseguido un gran avance a nivel de todas las clínicas capilares, llegando a ser una herramienta eficaz y cada vez más especializada, disminuyendo el tiempo operatorio y mejorando los resultados.  El implante capilar, cuando se domina, puede ser un procedimiento muy gratificante, tanto para el paciente como para el cirujano.

Tratamientos

En lo referente a los tratamientos, encontramos fundamentalmente dos tipos dedicados a tratar este tipo de problemas:

La técnica de FUE (Follicular Unit Extraction o extracción de unidades foliculares) zafiro, asegura unos resultados de apariencia natural. Para ello se utilizan cuchillas de zafiro, en el proceso de apertura de microcanales considerablemente pequeños en la zona receptora. Estas cuchillas están diseñadas para minimizar la formación de costras y acelerar de esta manera el proceso de recuperación.  Por lo que hay menos sangrado durante el procedimiento, así como menos dolor. Las hojas de zafiro permiten realizar unas aberturas precisas, en las cuales se coloca el implante de manera que se conserva su ángulo y dirección original, garantizando así el crecimiento de un cabello fuerte y duradero. Durante esta técnica, cada folículo es tratado de manera adecuada, para conseguir de esta forma que el injerto sobreviva y garantizar su crecimiento, consiguiendo una mayor densidad del cabello y mayor naturalidad.

En Capilar innovation Clinic en Madrid tratamos tu gran problema de alopecia femenina
En Capilar innovation Clinic en Sevilla tratamos tu gran problema de alopecia

La técnica DHI (direct hair implation), se caracteriza por el uso de implantadores que permiten inyectar el folículo uno a uno directamente en la piel, para ello se marca exactamente el ángulo, dirección y profundidad necesaria. Es decir, se extrae manualmente el cabello, los folículos extraídos en una zona donante, se implantan cuidadosamente en la zona donde escasea o no hay pelo, debemos tener en cuenta que la colocación se realiza siguiendo la orientación y la densidad natural del cuero cabelludo del paciente.  Este método, permite que el cabello trasplantado, sea más fuerte y natural, ya que reduce el tiempo que los injertos pasan fuera del cuero cabelludo.  La técnica DHI, presenta una recuperación postoperatoria más rápida en relación con otras técnicas, ya que hace uso de una herramienta especializada llamada Choi, que admite, que cuando se realice la implantación se pueda realizar sin necesidad de crear primero los canales para los injertos. Además, una de las principales ventajas, es que el método DHI permite no tener que rapar.

Antes y después del injerto capilar

Antes de realizar el injerto es necesario, una evaluación médica y analítica para de esta manera conocer los antecedentes médicos y personales. Después del injerto, debemos tener en cuenta los ciclos de crecimiento del cabello, cumpliendo siempre las recomendaciones médicas.

Preguntas frecuentes que tenían nuestras pacientes

En principio no hay límites de edad, para realizarse el injerto, siempre cuando el paciente tenga un buen estado de salud, sin embargo, se recomienda la intervención entre los 30 y los 40 años, ya que, en caso de realizarse en gente más joven, se debe tener en cuenta que puede seguir perdiendo pelo de forma natural, y, por lo tanto, habría que repetir el injerto. Es un tratamiento que depende de la persona, y por tanto se realizará un estudio, seguimiento y tratamiento individualizado.

Debemos tener en cuenta las fases del ciclo capilar, y saber que el pelo tarda aproximadamente 100 días en crecer, conocer el proceso de crecimiento normal del pelo nos ayuda a entender cómo se produce la reaparición del cabello tras el injerto. Existen 3 fases de crecimiento capilar:

  • Fase anágena: pertenece a la etapa de crecimiento capilar propiamente dicho. A un ritmo medio de 1 cm al mes.
  • Fase catágena: corresponde a un periodo de transición en el que la formación del pelo se ralentiza y la raíz se separa de la base.
  • Fase telógena: es la etapa de reposo, la actividad celular del folículo se detiene y el pelo comienza a caerse.

 

Este es el proceso normal de crecimiento capilar, produciéndose la caída cuando el folículo se debilita.

El número de sesiones dependerá del área receptora, en caso de que la alopecia no se encuentre en un estado muy avanzado, se necesitarán menos cirugías.

El trasplante capilar no es un procedimiento doloroso, ya que la anestesia local inyectada permite insensibilizar el cuero cabelludo durante todo el tiempo que dura la cirugía.

Pueden quedar unas pequeñas en las zonas de extracción y en los folículos implantados. No obstante, si se realiza bien, las cicatrices serán mínimas y se harán invisibles con el tiempo.

La recuperación tras el microinjerto capilar, varía en cada paciente, y según la técnica utilizada, llegando a oscilar entre los 12 y 15 días. 

Como hemos comentado, cada caso es individual y depende de las características intrínsecas de la persona, no obstante, generalmente hasta el año no se aprecian los resultados definitivos del trasplante. A pesar de esto, durante los 6 primeros meses, se puede observar un gran avance del tratamiento.

  • Cicatriz antiestética, en la zona donante, que puede impedir llevar el pelo muy corto o rasurado.
  • Complicaciones propias de la cicatriz.
  • Infección.
  • Abertura espontánea de una zona suturada (dehiscencia).

Ponte en contacto con

Capilar Innovation Clinic

No dudes en llamarnos o escribirnos. En nuestra página de contacto encontrarás toda la información necesaria para conocernos aún mejor.